Las camaristas Gabriela Scolarici, Patricia Barbieri y Beatriz Verón agregaron que “el atraso de uno o varios de ellos (los consorcistas) lesiona los intereses de la comunidad, lo que acarrea serias dificultades para afrontar las erogaciones” del conjunto.