De esta forma, con este plan de pagos que tiene un interés por debajo de la inflación, permite a las empresas y los monotributistas "financiarse" con el fisco y regularizar sus situaciones impositivas.