En una jornada en la que el dólar se debilitó a nivel global, la divisa estadounidense con un leve incremento de tres centavos cerró a $45,00 para el segmento mayorista.