El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realizó el Banco Central a fines del mes pasado entre los principales agentes financieros arrojó esa estimación de 2,4% que, de confirmarse, dejaría una inflación en torno al 55% para los últimos doce meses.