Ante el parate obligado de ventas, el resto de las automotrices consultadas expresaban que este miércoles deberían comenzar a dar los nuevos precios que reflejen el efecto devaluatorio, en un sector que históricamente se movió al ritmo del dólar.