El encuentro se llevará a cabo cinco días después de la reunión que tienen previsto mantener el 31 de enero próximo el presidente Alberto Fernández y el papa Francisco, en el Palacio Apostólico.