La brecha de precios de productos agropecuarios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor bajó 1% en octubre pasado, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).