El Banco Central decidió que el sistema financiero debe retomar el procesamiento de cheques, al igual que otras prestaciones bancarias como: la carga de cajeros automáticos, el otorgamiento de créditos, constitución de plazos fijos, otorgamiento de financiaciones y los servicios relacionados con el sistema de pago.