La caída en venta de unidades ocurre al mismo tiempo que el precio promedio interanual de las unidades subió 67% y la facturación del sector aumentó 21% destacó el informe de la consultora GFK.