El sector inmobiliario manifestó hoy su expectativa en que la eximición del recargo del 30% a quienes adquieran hasta US$ 100.000 a través de un préstamo hipotecario, aporte a dinamizar las operaciones que estaban paralizadas y a motorizar otras nuevas, tras lo que consideran fue el peor año de la actividad.