Administradores de carteras de inversión están reclutando a tenedores de bonos argentinos para hacer alianzas, con el objeto de prepararse para negociar la reestructuración de deudas.