Las subas en las primeras dos semanas del año fueron impulsadas por los incrementos en carnes, frutas y verduras, mientras que la caída en el precio de los medicamentos permitió que el rubro Salud muestre un retroceso en el período de referencia.