El estudio reveló que 8,9% de las personas habita en viviendas precarias.