"La mayoría de las firmas están infladas, tienen distorsión y no están trabajando bien", indicó Raju Vegesna, portavoz global de la tecnológica.