La entidad bancaria recomendó reemplazar los controles de precios por redes de seguridad social más extensas.