La moneda estadounidense para la venta al público cerró a $63,21 promedio, en tanto en el sector mayorista perdió cinco centavos y finalizó a $59,60.