La moneda estadounidense cedió casi siete centavos. En el sector mayorista perdió cinco centavos y finalizó a $59,65.