La moneda estadounidense cotizaba a $ 56 para la compra y a $ 59,50 para la venta en la entidad bancaria de referencia.