"Haremos todo lo necesario para restaurar la confianza y el crecimiento económico y proteger empleos, empresas y la resistencia del sistema financiero", dijeron en un comunicado los dirigentes del grupo de los países más industrializados del mundo.