El Ejecutivo lo realizó a través de la resolución conjunta 1/2020 de los ministerios de Salud y de Desarrollo Productivo. También exhortó a las empresas de comercialización y distribución a otorgar prioridad de adquisición a entidades sanitarias.