A su vez los concursos de acreedores tuvieron una suba del 27%. En relación a las quiebras, las firmas de Servicios fueron las más afectados