Otras casas de altos estudios de la provincia de Buenos Aires ya habían habilitado el uso del lenguaje inclusivo. Se trata de las universidades nacionales