El decreto también ordena a las provincias y a la CABA informar cuáles son los títulos que las jurisdicciones tienen en su poder y su valor nominal.