Es ante la imposibilidad de cobrar en efectivo sus haberes por ventanilla mientras dura la cuarentena impuesta por el Gobierno por la pandemia de coronavirus.