La medida apunta a evitar largas filas en las entidades bancarias y simplificar la gestión a los adultos mayores.