A pesar del aislamiento social, preventivo y obligatorio estos servicios seguirán activos pero para agilizar y evitar la gran circulación se habilitó que no sea requisito obligatorio la recepción del destinatario.