El empresa alimenticia finalizó los primeros nueve meses del año con un rojo asociado principalmente a la imposibilidad de trasladar a los precios de su cartera de productos los aumentos de costos.