Se trata de los fondos del programa Educ.Ar que el Estado otorgó en créditos a las líneas móviles para estudiantes que se encuenran en situación de vulnerabilidad social.