La Comisión Federal de Impuestos estableció que la Casa Rosada no puede tomarse ésa atribución en tanto ello se encuentra en pugna con las disposiciones que regulan los regímenes general y especiales de coparticipación federal vigentes.