La iniciativa propone un incremento de $18.239 millones para compensar pagos de suma no remunerativa a empleados estatales, para inversiones de obras y el pago de deuda pública.