La Dirección de Defensa del Consumidor porteña convocó a los vecinos a denunciar este tipo de práctica considerada "abusiva".