El presidente del Banco Central aseguró, además, que las reservas brutas son más que suficientes para llevar una política monetaria y cambiaria consistente.