El 10 de enero de 1955 fue una jornada trágica para nuestra ciudad, una manifestación de vecinos que reclamaba frente a la municipalidad por la