Un auto estacionado en el barrio de Palermo amaneció con diferentes pintadas. Supuestamente la protagonista del hecho fue una novia despechada que quiso escrachar a