Diferentes entidades y organizaciones coincidieron en que la medida impulsada por el gobierno nacional es un "oxígeno" necesario para 3,6 millones de personas que trabajan en ese sector.