Fue en la Unidad 42 de Florencio Varela. El teléfono móvil estaba tras la primera capa de papas. Los agentes le devolvieron el aparato a