La modificación abarcará el pan, la leche, el aceite, las pastas, la yerba mate, el arroz y el azúcar.