//Quiénes son los peronistas que quieren quedarse con el trono de Vidal

Quiénes son los peronistas que quieren quedarse con el trono de Vidal

Arrancó el año y son muchos los nombres que mueven las fichas para ser aspirantes a la gobernación. Algunos se animan a hacerlo público, la mayoría tracciona por lo bajo y espera el beneplácito de algún líder para animarse a salir a jugar con todo. Uno por uno, quienes juegan a la rosca en las playas bonaerenses.

Pasaron las fiestas y 2018 quedó en el olvido para que la política se ubique definitivamente en la larga disputa por ver quien se queda con el sillón de Dardo Rocha que hoy posee María Eugenia Vidal.  O al menos ver quién puede competir en el mano a mano por la gobernación contra el ancho de espadas de Cambiemos.

La incertidumbre es la moneda corriente y nadie se anima a ponerse el traje de candidato de manera oficial. Al contrario, todos tantean el escenario a futuro y solo en los círculos cerrados hacen visibles las aspiraciones.

Es que, en los tiempos duros de la rosca, solamente un puñado de dirigentes rompió con el paradigma de la nueva política y anunció sus intenciones. El resto, juega por lo bajo para lograr el guiño de algún líder dirigencial que sea quien lo bendiga y le brinde al menos un piso de votos, para comenzar a trabajar oficialmente.

Los escenarios son bastantes diferentes en relación a cada sector. El espacio del peronismo kirchnerista es el que más dirigentes cuenta y donde se encuentran quienes se animaron a pintar las paredes con sus nombres. Desde el massismo, una disputa interna amenaza con bajar aún más el flojo caudal de votos del tigrense.

Como no puede faltar, desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se plantean dos sorpresas de peso que buscan trasvasar su representación al territorio bonaerense.

Así, la política bonaerense y porteña juega a la rosca mientras las playas de la Costa Atlántica se volverán el principal atractivo y termómetro de la politiquería. Claro, una buena demostración de cercanía con los veraneantes, los carteles sobre la autovía 2, y la exposición, será la primera defensa a la hora de medir el ancho de las espaldas. Muchos se anotan, mueven los hilos, pero pocos lo hacen a viva voz.

El escenario del Peronismo

Cristina Fernández: La senadora nacional maneja la rosca de gran parte de la oposición, incluso mantuvo reuniones con varios dirigentes en pos del armado electoral. Si bien el dirigente territorial, con base en el Conurbano, Juan Grabois, la promueve como candidata a Presidenta, desde el seno del Instituto Patria se planea una estrategia diferente. Claro, el electorado de Cristina reside en la Primera y Tercera sección, por ello no se descarta su candidatura para ir en un mano a mano con María Eugenia Vidal. Por caso, el intendente de Ensenada, Mario Secco, remarcó en varias oportunidades que en el ámbito bonaerense “Cristina sale a jugar con 36 por ciento y de ahí, para arriba”. La chance existe y Cambiemos lo sabe. En ese sentido, el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, señaló a La Tecla.info que “todo puede pasar, pero la mejor candidata es María Eugenia Vidal”.

Felipe Solá: El ex gobernador bonaerense y actual diputado nacional es uno de los hombres que más se movió en el último tiempo. Hasta tuvo un mano a mano con Cristina Fernández para estudiar el escenario electoral y plantear una serie de posibilidades. Si bien promueve su candidatura presidencial, no es descartado como un candidato a Gobernador que nuclee a los diferentes sectores del peronismo y kirchnerismo que hoy mantienen diferencias. “Cuando querés ser Gobernador, decí que vas a ser Presidente”, dice un viejo apotegma de la política que Felipe conoce bien. Por caso, junto a “Red x Argentina”, espacio que creó al romper con el massismo, sumó representación territorial en los distritos de la Provincia, como para apuntalar una posible candidatura desde las comunas.

Fernando Espinoza: El diputado nacional, que perdió las PASO 2015 y no logró llegar a octubre como candidato a vicegobernador, tiene el deseo personal de ser el bendecido para luchar por la Provincia. Inclusive, destapó una interna con su compañera política y de vida, Verónica Magario, a quien quiere relegar a quedarse en el distrito en contra del deseo de la intendenta. El mismo Espinoza fue el encargado de operar en contra de Magario, a quien catalogó como candidata a Intendenta. El matancero no tiene grandes apoyos y, legisladores e intendentes, intentan convencerlo de bajar las armas.

Verónica Magario: El peso específico del electorado de La Matanza es la principal arma de la Intendenta. Unalucha mujer a mujer contra Vidal es bien vista por Cristina Fernández, que la tiene entre las anotadas para darle el visto bueno siempre y cuando ella decida no ir por la Provincia. Es la opción femenina número dos. A su vez, debe sortear la impensada interna que le propuso su compañero Fernando Espinoza. Algunos intendentes no tan cercanos al mundo K no la ven con malos ojos siempre que se conforme un binomio que los incluya.

Axel Kicillof: El hombre elegido por el Instituto Patria, es decir, por el kirchnerismo duro, ya trabaja en su instalación. En ese sentido, recorrió todos los distritos de la Provincia, tiene buen conocimiento pero debe cargar con la marca de ser diputado porteño y no bonaerense. En su posicionamiento trabaja parte del equipo que promovió la candidatura de Cristina en 2017. Los intendentes de la Provincia muestran cierto rechazo por su condición de foráneo. Al igual que Magario, su fortuna depende de la decisión final de Cristina y el escenario en que la líder de Unidad Ciudadana decida competir.

Martín Insaurralde: “MI” vuelve a mostrar la ambición personal de ser. El alcalde de Lomas de Zamora sueña con el titulo de Gobernador desde al derrota como diputado nacional en 2013. Bajó las aspiraciones en 2015 para pensar en 2019 y así lo hace saber. Su núcleo duro de intendentes lo respalda, negocia con Máximo Kirchner, con quien acordó el nombramiento de Juliana di Tullio en el directorio del Banco Provincia. Aceitó la relación con el objetivo de sumar el guiño K, sabe que la palabra final no será la suya.

Sergio Berni: El senador bonaerense del bloque Unidad Ciudadana apuesta a ser una de las opciones de la interna del kirchnerismo en el año entrante. Junto a Durañona son los únicos peronistas kirchneristas que se animaron a hacer oficiales sus intenciones. Los primeros carteles que impulsan su precandidatura ya aparecieron en la capital bonaerense y distritos de la Provincia. Trabaja en un proyecto de gestión con el economista que cambió la recaudación bonaerense, Santiago Montoya. Por caso, sentenció a La Tecla que quiere ser el candidato de los militantes.

Francisco “Paco” Durañona: El intendente de San Antonio de Areco fue el primero que se animó a posicionarse como precandidato a la gobernación. Incluso, lanzó una serie de lineamientos de lo que sería un gobierno suyo con base en los gobiernos locales y el arraigo de los pueblos. Desde su entorno aseguran que no bajará su candidatura por nada. En algunos distritos, ya aparecieron pintadas: “Durañona 2019”.

Daniel Arroyo: El diputado nacional que fue candidato a gobernador por el massismo en 2015, pegó el salto del Frente Renovador al sector que lidera Felipe Solá, “Red x Argentina”. Así como anunció que volvería a disputar la Provincia antes de escapar del FR, mantiene sus intenciones. Públicamente sentenció que le gustaría ser “el candidato de Cristina”. Su base es el acompañamiento de Felipe.

Jorge D´Onofrio: El hombre del Frente Renovador de Pilar que se convirtió en diputado por la Tercera sección electoral planea lanzar su candidatura por el espacio Alternativa Federal. Incluso, ya tiene un lugar seleccionado, Mar del Plata, una de las ciudades más golpeada por la crisis. Claro, lo hará en plena temporada de verano en La Feliz. Su pelea interna es con Graciela Camaño, quien quiere ser la armadora en suelo bonaerense y seleccionar candidatos a gusto.

Fuente: La Tecla

2019-01-04T11:10:23+00:00enero 4th, 2019|

¿Qué es lo que está pensando de esta nota?