Ni vehículos autónomos ni televisores con pantallas hiperrealistas: el flamante reto al que se enfrentan las compañías tecnológicas de consumo masivo es… qué hacer con la ropa. En la actual edición de la feria de tecnología CES se presentaron varias propuestas para un nueva categoríallamada “Total Clothing Care” y que busca liberarnos del esclavizante rito de lavar, planchar y doblar la ropa. ¿Lo conseguirán?

Una de las sorpresas del encuentro que se desarrolla esta semana en la feria es el nuevo modelo de Foldimate, una máquina que dobla la ropa recién lavada, una de las tareas hogareñas más odiadas pero que hasta ahora parecía no haber llamado la atención de las empresas enfocadas en la casa.

Se trata de un electrodoméstico de tamaño considerable –mide un metro veinte centímetros, más grande que un lavarropas tradicional- con una bandeja donde se colocan remeras, camisas o pantalones que en 10 segundos aparecen mágicamente doblados a la perfección.

Se trata de una de las tecnologías que más se promocionan pero que sería en realidad una cortina de humo.

El año pasado Foldimate presentó un prototipo pero que aún no funcionaba bien. Ahora, en cambio,ya anunció que entró en producción y que se podrá comprar en pocos meses a poco menos de US$ 1.000. 

Pero la gran compañía que más apuesta por esta nueva categoría de dispositivos es LG, que tiene todo un portfolio llamado LG Ultimate Laundry Room, que busca formar todo un ecosistemapensado para nuestras prendas de vestir. La estrella es el “LG Styler”, un ropero high tech que limpia y plancha la ropa, además de mantenerla libre de virus y bacterias.

El secreto está en la tecnología LG TrueSteam, que utiliza vapor para quitar pequeñas manchas ycualquier arruga de la ropa sin necesidad de una plancha pero que también quita el 99.9% de gérmenes y que, como consecuencia, evita los malos olores. Además, recibió la certificación de la prestigiosa Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA), porque deja a la ropa sin los agentes que provocan asma y alergia.

Su utilización es sencilla e intuitiva: se cuelga la ropa a limpiar en una suerte de sistemas de perchas que se mueven mientras remeras y camisas son bañadas por suave vapor. En el caso de los pantalones, se colocan doblados al medio en la puerta. Por ahora, su funcionamiento se parece más al de una tintorería que el de un lavarropa pero promete ser la mejor manera de cuidar al extremo las prendas.

El LG Styler Closet es, además, amigable con el medio ambiente porque utiliza muy poca energía para crear calor y recicla el mismo aire de la habitación, que se beneficia de su uso. Además, cuenta con una puerta con LCD detrás de un espejo, que puede recomendarnos nueva ropa para comprar de acuerdo a nuestro talle gracias al sistema de inteligencia artificial de la compañía, LG ThinQ, y funciona con Google Assistant para interactuar mediante comandos de voz. Aún sin precio, se espera que pueda estar a la venta a fin de año.

Fuente: http://www.infotechnology.com